Si el jengibre encabeza la lista de los tratamientos más eficaces, el ajo no se queda atrás. Cargado de antioxidantes, el ajo ha ofrecido resultados muy interesantes en el tratamiento de las infecciones de oídos.

En forma de aceite, este alimento puede curar fácilmente estas infecciones de forma natural.