Para evitar el catabolismo, toma 5-10 gramos de aminoácidos de cadena ramificada (BCAAs) en el desayuno, antes y después del entrenamiento. Cuando se toman antes del entrenamiento, los BCAA´s son utilizados por el organismo como fuente de combustible, impidiendo que se use la proteína muscular.