Lo habitual es tender a descuidar la primera comida del día por las prisas, el estrés o simplemente las pocas ganas de comer.
Un desayuno equilibrado es clave para tener energía durante todo el día.
Tu desayuno puedes complementarlo con:
SAFE: antioxidante diseñado a base de vitaminas y minerales, perfecto para combatir el daño oxidativo causado por los radicales libres, siendo especialmente útil en personas deportistas.
MAGNESIUM: Magnesio de alta biodisponibilidad, perfecto para funcionamiento de la musculatura, la síntesis proteica y un adecuado metabolismo energético.