Conocido por sus numerosos beneficios para la salud, el jengibre es una excelente elección cuando de dolores musculares y articulares se trata.

Rico en potentes compuestos como los gingeroles, raíz amarilla regula la producción de ciertas hormonas que desencadenan el dolor.

Añadido a las comidas, el jengibre fresco o seco no solo mejora su sabor, sino que también aporta propiedades curativas a la alimentación.