La presión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo para mortalidad por enfermedad cardiovascular y renal. Las causas de la hipertensión incluye fumar, estilo de vida sedentario, una dieta alta en sodio y una ingesta inadecuada de otros minerales como el potasio, calcio o magnesio (1).

Se cree que el magnesio puede bajar la presión arterial actuando como antagonista del calcio en el músculo liso y produciendo relajación de la pared de los vasos sanguíneos (2). Varios estudios de observación sugieren que las personas que ingieren más magnesio tienen una presión arterial menor, sin embargo, no se puede establecer causa-efecto a partir de datos de estudios de observación.

La ingesta de magnesio en la población general ha descendido de aproximadamente 500 mg/día en 1900 a 175 mg/día en la actualidad (3), lo que indica que muchas personas pueden tener deficiencia de magnesio.

En este artículo vamos a resumir los resultados de una revisión sistemática y meta-análisis sobre estudios de intervención con suplementos de magnesio en el tratamiento de la hipertensión arterial (4). Simplemente recordar que una revisión sistemática es un resumen profundo de la literatura publicada sobre un tema en concreto, con un posterior análisis de los datos teniendo en cuenta la suma total de individuos en los diferentes estudios (meta-análisis), por lo que se aumenta el tamaño de la muestra.

En el meta-análisis se incluyeron 22 estudios con un total de 1173 personas que tomaron un suplemento de magnesio con un rango de 120-973 mg/día, y una media de 410 mg/día. La duración de los estudios fue de 3 a 24 semanas.

Los resultados de todos los estudios en conjunto demuestran que la suplementación con magnesio reduce significativamente tanto la presión diastólica (mínima) como la sistólica (máxima). Sin embargo, lo más destacado es que los autores hicieron un análisis separado entre los estudios que usaron menos de 370 mg/día y los que usaron más de 370 mg/día. Y lo que observaron fue que los estudios donde se daba más de 370 mg/día de magnesio los resultados eran mejores.

 

En conclusión, existe evidencia científica, derivada de estudios de intervención (máximo nivel de evidencia), de que la suplementación con magnesio reduce la presión arterial, especialmente si se toman más de 370 mg al día.

 

  1. Lawes CMM, Vander Hoorn S, Rodgers A, International Society of Hypertension. Global burden of blood-pressure-related disease, 2001. Lancet. 2008 May 3;371(9623):1513–8.
  2. Bo S, Pisu E. Role of dietary magnesium in cardiovascular disease prevention, insulin sensitivity and diabetes. Curr Opin Lipidol. 2008 Feb;19(1):50–6.
  3. Altura BM. Introduction: importance of Mg in physiology and medicine and the need for ion selective electrodes. Scand J Clin Lab Invest Suppl. 1994;217:5–9.
  4. Kass L, Weekes J, Carpenter L. Effect of magnesium supplementation on blood pressure: a meta-analysis. Eur J Clin Nutr. 2012 Apr;66(4):411–8.