El magnesio es un mineral de gran importancia en el organismo, ya que interviene en multitud de funciones, entre otras, presenta un papel clave en el correcto funcionamiento de la musculatura, en la síntesis proteica y en el adecuado metabolismo energético.
– Gran fuente de energía. El magnesio es necesario en los procesos metabólicos que permiten la obtención de energía
– Previne los calambres
– Fortalecimiento de huesos y dientes. El magnesio ayuda a la fijación de calcio y el fósforo en los huesos y dientes
– Cuidado del riñón. Al movilizar el calcio el magnesio es capaz de destruir los cálculos renales
– Dolores menstruales. El magnesio favorece el equilibrio hormonal y es capaz de prevenir y disminuir los dolores menstruales.
– Alivia el estreñimiento. El magnesio depura nuestro organismo, al actuar como un laxante suave
– Previene enfermedades cardiovasculares. El magnesio ayuda a relajar el músculo cardíaco y prevenir arritmias.
– Ayuda a reducir la presión arterial. El magnesio es un electrolito esencial en el mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales

Artículos del blog relacionados: Magnesio y tensión arterial

14705794_951770724922898_5962812956516187429_n