La miel es un ingrediente muy popular y está en la lista de los analgésicos naturales.

Aparte de su sabor agradable, la miel puede ser utilizado en muchos fines medicinales. Rico en minerales y vitaminas, la miel ha sido usada para curar cortes, arañazos y otras heridas externas. Con propiedades anti-sépticas, además de acelerar la curación, proporciona una barrera natural contra las bacterias invasoras.