Todos hemos oído hablar de las propiedades del huevo, que no podemos abusar, que la yema está llena de colesterol y que nos va saturar las arterias, que solo debemos tomar las claras si queremos seguir caminando durante más años.
¿¿Esto será verdad??
Mentira, mentira y mentira , el huevo es uno de los alimentos más completo de la faz de la tierra.
Estudios recientes han demostrado que el colesterol del huevo no es responsable del aumento de colesterol en el torrente sanguíneo, ni de los problemas cardiovasculares.
Por el contrario, existen muchísimos beneficios de incluir los huevos regularmente en nuestra alimentación.
El problema no son los huevos, sino los malos hábitos alimenticios, como el exceso de azúcar o de grasas saturadas.
Por lo tanto, la mayoría de las personas sanas pueden comer huevos sin miedo.
¿Hay excepciones?
Las excepciones siempre existen y siempre van a existir, donde podemos incluir, alergias, o defectos genéticos para procesar el colesterol alimenticio.
15027574_976777799088857_1044840546496368718_n