Sabemos que la Glutamina es uno de los aminoácidos que existe en mayor cantidad en tus músculos. Durante el ejercicio físico, se liberan grandes cantidades de Glutamina por el músculo, de ahí la importancia de su suplementación para entrenamientos de gran desgaste.

Funciona también como fuente de energía para las células del sistema inmunitario, en situaciones de entrenamientos más intensos y frecuentes, donde el estrés físico y psíquico es superior, lo que puede llevar al debilitamiento de tu sistema inmunitario. En esta situación las exigencias de tu cuerpo en Glutamina son aún mayores. Los niveles bajos de este aminoácido conducen a un debilitamiento de las células del sistema inmunitario, con la resultante disminución de la resistencia a la infección.