Si eres de esos a los que no les gusta ir al médico por un dolorcito de nada, ¡no desesperes! Para algunos dolores menores, solo tienes que echar un vistazo a tu despensa y, probablemente, encontrarás algo que te saque del apuro.

En las próximas publicaciones te mostraremos algunos de los analgésicos más eficaces que encontrarás a mano en tu despensa.