El estreñimiento es un síntoma gastrointestinal sin un problema orgánico (por ejemplo, una obstrucción) de base (1). Afecta a un 14% de la población adulta y supone un enorme gasto sanitario. Se estima que en el año 2012 se registraron 3,2 millones de visitas médicas por estreñimiento (2), con un gasto de 1.912-7.522 dólares por paciente (3). En el mismo periodo se prescribieron ≈17,4 millones de laxantes en Inglaterra con un coste de 80 millones de libras (4). Además, el estreñimiento disminuye la calidad de vida de los pacientes, con alteraciones significativas a nivel físico y mental (5,6).

Muchos pacientes no están satisfechos con los tratamiento habituales como laxantes osmóticos, laxantes estimulantes y sustancias para ablandar las heces (7), y buscan otras opciones como el uso de probióticos. Los probióticos son microorganismos que producen efectos beneficiosos en el paciente (8). Los probióticos pueden mejorar el estreñimiento a través de varios mecanismos de acción, como mejorar la composición de la flora intestinal o aumentando los movimientos del tubo digestivo (9).

Se acaba de publicar una revisión sistemática sobre el efecto de los probióticos en el estreñimiento (10). Una revisión sistemática es un resumen de todos los estudios publicados sobre un tema en concreto hasta la fecha. En este caso analizaron los datos de todos los estudios donde se documentara el efecto de la administración de probióticos en el estreñimiento. Los autores identificaron 14 estudios que incluyeron un total de 1.182 pacientes. Los resultados de la revisión concluyen que la sepa Bifidobacterium lactis (un tipo de bacteria que habita en nuestro tubo digestivo) mejoró significativamente el estreñimiento. En concreto redujo el tránsito intestinal en 12 horas y aumentó la frecuencia de la defecación en 1,3 movimientos por semana. También mejoró la consistencia de las heces. Además, no se documentaron efectos adversos en ninguno de los estudios.

En resumen, la administración de probióticos que contengan la sepa Bifidobacterium lactis mejora los síntomas de estreñimiento de acuerdo a una reciente revisión publicada en la prestigiosa American Journal of Clinical Nutrition.

 

En Econutracell, S.L. disponemos de un producto que contiene la sepa Bifidobacterium lactis,  que es el producto Kyodophilus 9 estirpes. Con este estudio se demuestra que existe evidencia científica para recomendar el uso de Kyodophilus 9 estirpes para el tratamiento del estreñimiento.

 

Referencias

  1. Suares NC, Ford AC. Prevalence of, and risk factors for, chronic idi- opathic constipation in the community: systematic review and meta- analysis. Am J Gastroenterol 2011;106:1582–91.
  2. Peery AF, Dellon ES, Lund J, Crockett SD, McGowan CE, Bulsiewicz WJ, Gangarosa LM, Thiny MT, Stizenberg K, Morgan DR, et al. Burden of gastrointestinal disease in the United States: 2012 update. Gastroenterology 2012;143(5):1179–87, e1–3.
  3. NellesenD,YeeK,ChawlaA,LewisBE,CarsonRT.Asystematicreview of the economic and humanistic burden of illness in irritable bowel syn- drome and chronic constipation. J Manag Care Pharm 2013;19:755–64.
  4. Prescribing and Primary Care Services; Health and Social Care In- formation Centre. Prescriptions dispensed in the community. Leeds, United Kingdom: Health and Social Care Information Centre, 2013.
  5. Belsey J, Greenfield S, Candy D, Geraint M. Systematic review: impact of constipation on quality of life in adults and children. Aliment Pharmacol Ther 2010;31:938–49.
  6. Wald A, Scarpignato C, Kamm MA, Mueller-Lissner S, Helfrich I, Schuijt C, Bubeck J, Limoni C, Petrini O. The burden of constipation on quality of life: results of a multinational survey. Aliment Pharmacol Ther 2007;26:227–36.
  7. Johanson JF, Kralstein J. Chronic constipation: a survey of the patient perspective. Aliment Pharmacol Ther 2007;25:599–608.
  8. Food and Agriculture Organization of the United Nations and WHO Working Group. Guidelines for the evaluation of probiotics in food. Geneva, Switzerland: FAO/WHO, 2002.
  9. Chmielewska A, Szajewska H. Systematic review of randomised controlled trials: probiotics for functional constipation. World J Gas- troenterol 2010;16:69–75.
  10. Dimidi, E., Christodoulides, S., Fragkos, K. C., Scott, S. M., & Whelan, K. (2014). The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. The American Journal of Clinical Nutrition, ajcn.089151. doi:10.3945/ajcn.114.089151