Una nueva revisión sistemática (resumen de todos los estudios existentes sobre un tema) de ensayos clínicos y publicada en la librería Cochrane, ha encontrado pruebas de que tomar un suplemento de vitamina D, junto con la medicación habitual para el asma, reduce los ataques severos de asma, sin efectos secundarios.

El asma es una enfermedad crónica muy común, que afecta a unos 300 millones de personas en todo el mundo. Los síntomas del asma incluyen sibilancia (ruido al respirar), tos, tensión en el pecho, y sensación de falta de aire.

Algunos estudios observacionales (donde solamente se miden los niveles de vitamina D y se relaciona con síntomas de asma) han visto una asociación entre niveles bajos de vitamina D y síntomas de asma. Ha habido mucho interés en conocer el posible efecto de suplementar vitamina D en los síntomas del asma, ataques de asma y función pulmonar, por lo que se han llevado a cabo varios ensayos clínicos.

El equipo de Cochrane encontró siete estudios con 435 niños y dos con 658 adultos. Los participantes procedían de muchos grupos étnicos de Canadá, India, Japón, Polonia, Estados Unidos y Reino Unido. La mayoría de participantes sufría de asma leve a moderada y una minoría asma severa. Los estudios duraban entre seis y 12 meses.

Los investigadores encontraron que tomar un suplemento de vitamina D redujo el riesgo de un ataque severo de asma que requería un ingreso en el hospital. El riesgo de ingresar en un hospital se redujo de un 6% a 3%. También encontraron que un suplemento de vitamina D redujo la necesidad de tomar corticoides para tratar ataques severos. Estos resultados están basados sobre todo en adultos. Importantemente, los resultados demostraron que no hay efectos secundarios con la suplementación de vitamina D.

En cuanto a la dosis administrada variaba mucho entre los estudios, en cuanto a cantidad como forma de administración (diario o en dosis semanales o mensuales). De los estudios que daban una dosis diaria la cantidad media fue de 900 UI al día.

En conclusión, esta revisión sistemática llevada a cabo por la colaboración Cochrane encontró pruebas de alta calidad de que suplementar con vitamina D reduce el riesgo de hospitalización por ataque severo de asma y reduce los síntomas.

En cuanto a la dosis, nuestra recomendación es que el paciente consulte con su médico para determinar cuáles son los valores actuales de vitamina D y con base en eso adaptar el tratamiento con vitamina D.

Referencia:

Martineau AR, Cates CJ, Urashima M, Jensen M, Griffiths AP, Nurmatov U, et al. Vitamin D for the management of asthma. Martineau AR, editor. Cochrane Database Syst Rev. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd; 2016 Sep 5;9:CD011511.