La obesidad es un problema de salud pública con un importante gasto socioeconómico. Datos del año 2014 indican que 2,1 billones de personas sufrían de sobrepeso u obesidad, un 30% de la población mundial, y un 5% de las muertes totales en el mundo son atribuidas a la obesidad (1). Si la incidencia continua así en el año 2030 la mitad de la población mundial tendrá sobrepeso u obesidad (1)

Por lo tanto, muchas personas buscan reducir su peso corporal para mejorar su salud y su aspecto físico. Para conseguir ese objetivo lo ideal es generar un balance energético negativo, o sea, que la cantidad de calorías que entran en nuestro cuerpo sea menor que las que salen (2). Por lo tanto, se trata de aumentar el gasto de energía (aumentando la actividad física durante el día) y de reducir la ingesta de energía (comiendo alimentos que «llenen» y que aporten menos calorías).

Son varios los aspectos de la alimentación que se pueden modificar para conseguir el objetivo, pero uno de los más importantes es conseguir que la dieta sea más saciante; dicho con otras palabras, que llene y evite consumir un exceso de calorías.

En este sentido diferentes estudios sugieren que las dietas altas en proteínas ayudan a la reducción del peso corporal porque aumentan la saciedad (3). Además, las dietas ricas en proteínas ayudan a preservar la masa muscular que se suele perder durante una fase de pérdida de peso (4), aspecto muy importante si tenemos en cuenta la relevancia de la masa muscular en la salud y el envejecimiento.

En este artículo vamos a resumir los resultados de una revisión sistemática (revisión de todos los estudios publicados sobre un tema) sobre el efecto de la proteína de suero de leche y el ejercicio de fuerza en la composición corporal (4).

El objetivo de la revisión fue examinar el efecto de proteína de suero de leche, con o sin ejercicio de fuerza, en el peso y composición corporal, en ensayos controlados hechos en adultos sanos. Se obtuvieron 14 ensayos controlados con un total de 626 participantes que terminaron la intervención.

Resultados: sustituir otras fuentes de calorías por proteína de suero de leche redujo la grasa corporal y peso corporal. Además, se observó que si se combina la ingesta de proteína de suero de leche con ejercicio de fuerza se consigue aumentar la masa libre de grasa.

Las dosis administradas en los diferentes ensayos clínicos variaban desde 35 a 88g/día. La cantidad idónea que se debe tomar depende de la cantidad de proteína que hay en el resto de la dieta, siendo una cantidad adecuada llegar a 1,8-2,0g/kg peso al día de proteínas totales.

Hay que destacar que los datos provienen de una revisión sistemática, que es el mayor nivel de evidencia posible ya que es un resumen de todos los ensayos publicados sobre un tema.

 

En Econutracell, S.L. disponemos de diferentes productos que contienen proteínas de suero de leche, también conocido como Whey protein (en inglés). Como siempre, un suplemento no es un sustituto de una alimentación saludable, sino un complemento para ayudar a conseguir los objetivos. La información, datos o consejos que aparecen en este sitio son únicamente informativos y no sustituyen a ningún tratamiento o consejo médico. Si padeciera de alguna enfermedad o problema de salud, por favor, consulte a su médico antes de hacer cambios en su dieta o tomar suplementos. Econutracell, S.L., no es responsable por un mal manejo o uso indiscriminado de los contenidos que se exhiben en este sitio.

 

Referencias.

  1. Tremmel M, Gerdtham U-G, Nilsson PM, Saha S. Economic Burden of Obesity: A Systematic Literature Review. Int J Environ Res Public Health. 2017 Apr 19;14(4):435.
  2. Flatt JP. Importance of nutrient balance in body weight regulation. Diabetes Metab Rev. 1988 Sep;4(6):571–81.
  3. Leidy HJ, Clifton PM, Astrup A, Wycherley TP, Westerterp-Plantenga MS, Luscombe-Marsh ND, et al. The role of protein in weight loss and maintenance. Am J Clin Nutr. American Society for Nutrition; 2015 Apr 29;101(6):1320S–1329S.
  4. Miller PE, Alexander DD, Perez V. Effects of whey protein and resistance exercise on body composition: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Am Coll Nutr. 2014;33(2):163–75.